QEPD Wilindoro Cacique

Presentación de Corriente Libertaria

Una nueva organización anarquista aparece en Lima. 

“Es indispensable y lo más urgente en la hora actual de la humanidad: la organización y la unidad proletaria, necesarias para la defensa de los intereses colectivos y de los derechos conquistados a través de los tiempos, a fuerza de tantos desvelos, de tantos sacrificios y la sangre fecundante de los libertarios de todas las épocas; esa organización y unidad que han de ser mañana, avalancha contra todas las tiranías y todos los despojos cometidos por las clases privilegiadas, y, después, cuando el momento y las circunstancias determinen el punto final de una evolución, ha de convertirse en el majestuoso oleaje de la revolución social.”

Delfín Lévano, 1921.

Publicado: 2015-09-25

El actual panorama sociopolítico por el que atraviesa nuestro país demanda un posicionamiento concreto y real desde una perspectiva viable que logre entender y responder a la compleja problemática que hoy se cierne sobre la clase trabajadora, el movimiento popular y los sectores oprimidos bajo el capitalismo mundial que se empeña en imponernos su detestable rostro neoliberal bajo la complicidad de los gobiernos de turno, de la rancia derecha nacional, el imperialismo internacional y la pasividad de ciertos sectores de izquierda enceguecidos con proyectos inmediatistas o de corto plazo.

Por ello, creemos necesaria la construcción de un nuevo modelo organizacional que articule y dinamice la respuesta desde el campo popular hacia demandas de mayor alcance. En este contexto, forjamos la Corriente Libertaria como orgánica política nacida luego de un necesario proceso de discusión, formación y maduración teórica que se verá reflejada en el avance dentro del tejido social como alternativa de acción y lucha hacia la superación del actual modelo económico. Hacemos énfasis en el carácter renovador de nuestra propuesta la cual busca generar nuevas posibilidades dentro del marasmo reformista y/o obtuso que no logra proponer cambios de forma y solo se contenta con el maquillaje de las formas.

Asimismo, nuestra Organización se circunscribe en la línea histórica del anarquismo organizado y de clase, que entiende que solo el trabajo mancomunado con los demás sectores del movimiento popular logrará evidenciar un avance real, que solamente la superación de todo rezago de odioso sectarismo puede asegurar la construcción de mayores proyectos sociales; pero esta apuesta por la unidad desde la lucha no debe confundirse con prácticas oportunistas o populistas de satisfacerse con papeles cómplices o acríticos, pues entendemos que en el avance dialectico de las luchas populares hay errores y aciertos que deben ser analizados con criterio militante, para no caer en sesgos o aventurerismos.

En tanto, hoy tenemos el escenario negativo de un espectro político de izquierda que manifiesta haber sido “ruinmente traicionada” por una gestión que creyeron “del lado del pueblo”. El gobierno neoliberal de Ollanta Humala ha demostrado sobre los hechos que las reglas del juego dentro del sistema de democracia representativa burguesa están fijadas para que los ganadores sean siempre los mismos; es decir, no importa el supuesto color de la gestión en el Estado, al final el poder económico no perderá sus intereses o privilegios y sabrá reacomodarse ante los nuevos escenarios para seguir controlando el marco socioeconómico del país.

Las esperanzas que pretendieron generarse sobre el pueblo en cambios estructurales desde arriba se desvanecen rápidamente y en su lugar se impone un modelo que recrudece la desigualdad social y la criminalización de la protesta popular, dejando en evidencia una vez más que ningún cambio real pasa por el retoque en el rostro del sistema opresor, sino que es mediante procesos de verdadero empoderamiento popular de abajo hacia arriba, de verdadera democracia directa e independencia de clase como se logra hacer retroceder al enemigo y ganar mayores conquistas que allanen el camino hacia el objetivo final.

Para que este escenario sea aprovechable como punto de apoyo en la consolidación del proceso de rearme del movimiento popular debe ser una de las tareas básicas mantener abierto y permanente el ciclo de luchas con la perspectiva de proyectarlo en términos intersectoriales: más allá de sus contenidos gremiales, parciales o segmentadas. Es por eso que apostamos por la unidad de las demandas que hoy se ven poco visibilizados pero que unidas serían voz contundente de cambio. Creemos que las luchas socioambientales, las protestas sindicales, las luchas feministas y de género, la resistencia cultural, las movilizaciones estudiantiles y juveniles, etc., deben trascender a una plataforma de unidad desde la diversidad con carácter clasista que entienda que cada acción y cada protesta es igual de importante en la batalla por el Socialismo y la Libertad.

Es así que, creemos oportuno consolidar una corriente de cara al quehacer inmediato que nos toca afrontar tanto como país, región y a nivel internacional. De nada sirven levantar proyectos anclados en el historicismo o el mero romanticismo de tiempos pasados pero que no logran responder tópicos de nuestros contextos, no sirven los idealismos miopes que no generan lecturas de periodo o no interpretan la complejidad de la lucha de clases en cada país. Asimismo, creemos que como socialistas libertarios tenemos mucho de qué aprender de los procesos de liberación que han emprendido distintos pueblos y culturas en nuestra América Morena en su camino contra el imperialismo, así como en otras regiones que hoy vuelven a resurgir bajo banderas redentoras como el Confederalismo Democrático del pueblo kurdo que desde la práctica revolucionaria en pleno siglo XXI están llevando a cabo una lucha ejemplar que merece toda nuestra atención y apoyo.

Por todo esto, creemos que es ahora cuando urge fortalecer aún más nuestras posiciones y plantearnos como alternativa política y superar todo vicio de autocomplacencia que solo acarrea marginalidad y que en la práctica niega todo el esfuerzo de creación histórica que ha tenido nuestro movimiento hacia el proletariado y el campo popular en general. Entonces, es a partir del ejemplo revolucionario de compañeros como M. Bakunin, E. Reclus, N. Makhno, B. Durruti, Lucy Parsons, Manuel G. Prada, Delfín Lévano, Miguelina Acosta, entre otros y otras, que buscamos profundizar sus ejemplos y hacerlos carne en las multitudes que hoy siguen luchando por su liberación.

Por ello, buscamos replantear ejes de acción y organización social a partir de la rica y larga tradición del anarquismo militante y su concretización en diversos procesos revolucionarios, desarrollando la capacidad de autoorganización a nivel de masas que entienda que todo cambio de sistema no es un golpe de suerte ni tarea de una minoría iluminada, sino de la fuerza colectiva de todos y todas, que si nos convencemos podremos asistir mañana a esperar –usando un frase popular- no solo las migajas de un pan sino a pedir nuestro derecho de participar y autogestionar toda la panadería. De nosotros depende qué rumbo deben tomar nuestra clase y nuestros pueblos. Es hora de organizarse y luchar.

¡ARRIBA LAS Y LOS QUE LUCHAN!

¡AVANCEMOS!

CORRIENTE LIBERTARIA

corrientelibertaria(a)riseup.net


Escrito por

Perú Libertario

Espacio de difusión de las ideas anarquistas en el Perú. facebook.com/libertarios.peru


Publicado en

Perú Libertario

Espacio de difusión de las ideas anarquistas en el Perú. facebook.com/libertarios.peru